viernes, 3 de agosto de 2007

Lo que hace un padre por su hijo

La historia de Gustavo Moncayo conmueve.
Ha recorrido su país Colombia con el ánimo de buscar una esperanza en el gobierno de Uribe que pueda permitir la liberación de su hijo secuestrado por las FARC.
Este hecho, es un claro ejemplo de amor paternal. Para quienes litigamos contra el sistema judicial de género en los Juzgados de Familia es un ejemplo que motiva seguir bajo esta línea.
Recuperar a nuestros hijos es un alto mérito que bien vale el sacrificio.Suerte Moncayo.
CAMINATE. El profesor recorrió más de 900 kilómetros a pie en un gesto de protesta ante su impotencia de hacer algo para liberar a su hijo Pablo Emilio, en cautiverio por casi una década, y llegó en la víspera a Bogotá.
MEDIO PAÍS La caminata de 46 días ,que condujo a Moncayo desde su remoto poblado en los Andes suroccidentales, logró un apoyo multitudinario en Bogotá.

1 comentario:

Javier Luna dijo...

Cada vez se te ve menos por estos lares.

Ojala que te des un tiempo para seguir entregandonos tu experiencia que ha muchos de nosotros nos empuja a seguir en nuestra lucha: disfrutar de nuestros hijos el cien por ciento de nuestro tiempo, sabiendo que no estamos solos en ella.

Un abrazo.